Estudio revela que los científicos dedican menos de la mitad de su tiempo a la investigación

como usan su tiempo los investigadores?

Los descubrimientos no ocurren por arte de magia. Detrás de cada gran avance hay incontables intentos y errores – y probablemente, un equipo de investigadores extenuado. Eso, lo sabe perfectamente cualquier científico: a lo largo de los años, su carrera en el laboratorio, y específicamente la que ha tenido que pasar fuera de él, se lo han enseñado.

De hecho, es un problema que ocurre desde la etapa universitaria: ya sea durante el período de licenciatura o en el de posgrado, el tiempo que un alumno le puede dedicar a sus estudios o a su tesis es peligrosamente mermado por la atención que tiene que invertir en la prosecución de trámites administrativos como la obtención de becas y apoyos, entre otras cosas.

Es la ironía del actual proceder científico: son tantas las tareas que un estudioso debe atender para lograr sacar adelante a sus investigaciones, que estas acaban por minar la posibilidad de lograr aportaciones realmente valiosas. Por suerte, es una realidad que CAS conoce perfectamente y así lo demuestra en un estudio que acaba de publicar en el que queda plasmado que un científico pasa en el laboratorio hasta menos de la mitad del tiempo de su quehacer profesional.

Así, la mayoría de los estudiosos pierde una décima parte de su tiempo aplicando a becas y subvenciones, otro tanto redactando ensayos y artículos, enseñando o clasificando y compartiendo su información. En cuanto a las cuestiones administrativas, estas pueden tomar hasta un 17% de su tiempo. Como resultado, el promedio que un profesional puede dedicarle a sus investigaciones es del 42% de su vida laboral.

Un estudio realizado en 2016 demuestra que ese problema existe en todos los sectores. En la academia el tiempo dedicado a la investigación se reduce aún más, bajando hasta a un 38%. Para los miembros de gobierno es del 41% y para los sectores industriales sube a 48%.

Además, de las 7 horas semanales que los investigadores dedican a la búsqueda de información y de patentes recientemente publicadas, pierden un 60% de las mismas filtrando los resultados según su grado de relevancia. Es decir, no solo tienen poco tiempo para dedicar a la investigación, sino que ese tiempo no es aprovechado al 100% debido a obstáculos que enlentecen el proceso.

Ante esta realidad, CAS creó una nueva solución, SciFindern, diseñada para ayudar a los científicos a ahorrar tiempo. La meta de dicha plataforma es hacer más eficiente la labor de búsqueda de información y que los investigadores puedan tener más tiempo para descubrir nuevas entidades moleculares y desarrollar aplicaciones, es decir, para que puedan volver a lo que es más importante para ellos.

Fuentes:
- Research, Nature (2016): Nature Salary and Job satisfaction survey.

- Estudio global de satisfacción de consumidores CAS

ACSI Hispanoamerica

 

newsletter_espanol_sb.jpg